Gadgets

Revista de gadgets tecnológicos y electrónicos

Cracuns, un dron sumergible

cracuns

Los drones van camino de convertirse en la tecnología de más rápida implantación entre los consumidores tras los teléfonos móviles. Ya sólo en 2015, la demanda de pilotos de drones fue la mayor en cuanto a nuevas profesiones y las cifras de venta se duplicaron en apenas unos meses.

Las aplicaciones de los drones se multiplican cada día: logística, vigilancia, transporte, fotografía y cine, agricultura, salvamento… y aunque la normativa legal es aún muy desconocida entre los usuarios que tienden a confundir esta herramienta tecnológica con un juguete, sus utilidades se seguirán multiplicando día a día debido a su bajo precio y su asequible curva de aprendizaje.

Y una de estas nuevas y sorprendentes utilidades nos llega desde la Universidad John Hopkins. Se trata nada menos que de un dron que es capaz de permanecer sumergido durante meses antes de ser activado. Su objetivo, y aquí hay mucho agente que expresará su desacuerdo, no es nada pacífico ayudará a los submarinos nucleares a sus estrategias militares, ya que pueden permanecer mucho tiempo bajo el agua antes de salir a la superficie para rastrear un área en busca de peligros o amenazas.

El dron se denomina CRACUNS (Corrosion Resistant Aerial Covert Unmanned Nautical System), dron cuya finalidad, como ya hemos dicho, es atisbar qué sucede en la superficie sin que el submarino se desplace, y así tomar fotografías o vídeos, operación que ahorra miles de dólares o euros y evita riesgos innecesarios.

Además, la concepción del dron ha sido con impresoras 3D, que incluye partes eléctricas especialmente protegidas para que no se mojen, así como cuatro motores eléctricos exclusivamente preparados para expulsar el agua y proteger las piezas más sensibles. Estas características lo convierten en un dron relativamente barato, por lo que podría sustituirse fácilmente durante cualquier operación en caso de pérdida, rotura o avería.

Se habla de que las primeras pruebas ya han logrado mantener al dron sumergido durante dos meses sin problemas, activándose perfectamente después de todo ese tiempo… y no, si lo estás pensando, no se ha anunciado que vaya a ponerse a la venta al público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *