Gadgets

Revista de gadgets tecnológicos y electrónicos

Knocki hace inteligentes las paredes

El crowdfunding se ha convertido en una eficaz fuente de financiación para la creación de gadgets. Finalmente sólo quedan el el mercado unos pocos, muy pocos, los mejores o, mejor dicho, lo que más aceptación logran entre los usuarios.

knocki

Knocki es uno de los que tiene muchas posibilidades de sobrevivir por su versatilidad. Se trata de un dispositivo que logra hacer inteligente cualquier superficie sólida y plana, vertical y horizontal… por ejemplo, tu mesa de trabajo o la pared de tu cuarto. Su campaña de financiación va muy bien: en sólo una hora se han recaudado los 35.000 dólares que solicitaban sus creadores. Pero no sólo eso, 41 días después Kocki ya ha recaudado 400.000 dólares.

¿Y para que sirve? Pues, dicho de un modo muy básico, para no buscar nunca más el mando de la televisión en las rendijas del sofá. No, ya en serio, Knocki convierte una superficie en inteligente de modo que nos permita controlar diferentes gadgets y dispositivos que tengamos por todo nuestro hogar. ¿Veis como era cierto lo del sofá? Podremos instalar Knocki sobre una mesa o una pared justo al lado de donde estemos y utilizar diferentes patrones de gestos sobre ella para controlar los dispositivos que queramos.

Imagina: sería posible configurar Knocki para que dando tres toques rápidos sobre la mesa se enciendan las luces. O que con sólo un par de toques se ponga en marcha la calefacción o el aire acondicionado. Las posibilidades son muchísimas e irá creciendo conforme la domótica se vaya apoderando de los electrodomésticos de nuestro hogar. ¿Y que me dices de estar en la cama y acariciar la mesa para que tu cafetera sepa que debe prepararte ese primer café de la mañana? Ahhhh.

Si tu casa aún no está muy tecnificada, no debes preocuparte. Knocki puede controlar tu smartphone y otros dispositivos WiFi: como unos altavoces inalámbricos o la televisión.

Knocki se va a vender por 69 dólares y se anuncia su disponibilidad para finales de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *