Gadgets

Revista de gadgets tecnológicos y electrónicos

Los famosos compran seguidores en redes sociales, ¿debes hacerlo tú?

comprar seguidores

¿Sorprendido? Probablemente ya lo imaginabas. Si has visto a las hermanas Kardashian competir entre ellas para ver quién es la número uno en cantidad de seguidores en esta o aquella red social y lograr batir récords en apenas unos días, habrás asumido que muchos de ellos son comprados.

Sí, el número de seguidores, visionados en YouTube o reproducciones en Spotify se ha convertido ya en un factor comercial muy importante para quienes se dedican al mundo del espectáculo. Todos hemos oído sobre castings de series o películas donde a tal actor o actriz ha sido elegido porque, además de su talento, tiene miles de seguidores en redes sociales.

Una audiencia potencial…

No es una cuestión menor. Tener miles de seguidores no es una garantía de éxito pero sí lo puede ser de una gran audiencia inicial.

El cine, las series, los libros, los discos y vídeos… son obras que se realizan con el fin (y la esperanza) de llegar a millones de personas. Las redes sociales han venido a proporcionar esta forma de seguir una obra o a determinado artista de una manera sencilla y empática, lo que proporciona una audiencia potencial que antes había que conseguir invirtiendo grandes cantidades de dinero en publicidad. Ahora basta con el que artista implicado sea lo suficientemente sugestivo promocionando su trabajo en sus perfiles para que esa deseada audiencia inicial llegue fácilmente. Y ese es el primer paso del éxito.

Y damos por descontado que un artista que consigue contar sus trabajo como éxitos gracias a esta capacidad, verá ampliamente recompensadas las cantidades que recibe por contrato.

comprar seguidores

Por ese motivo y dado el énfasis puesto en los seguidores sociales de las celebridades, es más o menos un hecho todas las principales estrellas de estos días tiene alguna capacidad de adquirirlos más allá de su propia imagen y trabajo. En muchos casos, las propias celebridades ni siquiera son conscientes de ello, ya que los seguidores suelen ser comprados por sus agentes y equipos de gestión, porque si tienes un billón de seguidores de Instagram eres muy, muy importante y alguien a quien hay que escuchar.

…respaldada por trabajo y compromiso social

Por supuesto, quienes están dentro de la industria de los medios sociales saben que esto no es cierto, porque cualquiera puede comprar unos pocos miles de seguidores y pretender tener un estatus que no tienen.

El indicador más importante para el éxito es el trabajo y el compromiso con la sociedad. La ecuación, en este sentido, es ligeramente diferente para las celebridades, ya que no están vendiendo un producto si no a sí mismas respecto a que quienes se comprometen con su contenido en redes sociales se convierten en potenciales clientes de pago.

Comprar seguidores en redes sociales

comprar seguidores

Como demostró la purga de Instagram el año pasado, las redes sociales siempre están trabajando en formas de eliminar las falsificaciones de sus sistemas. Los seguidores falsos sesgan sus datos y hacen que los posibles socios publicitarios pierdan la fe en sus productos, ya que no se les puede garantizar que lleguen a usuarios genuinos, por lo que les conviene eliminarlos donde puedan.

Las celebridades pueden soportar el golpe de que una de estas redes le borren miles, quizá millones, de sus seguidores, porque tienen fans dedicados que estarán siempre con ellas. Pero si eres un usuario recién llegado, un pequeño negocio o un artista que busca abrirse camino en redes sociales para darse a conocer, un pequeño empujón inicial en seguidores de Instagram, visionados de tu canal de Youtube o la compra de reproducciones en apps como Spotify, puede ser alentador para que otros que aún no te conocen te empiecen a seguir.

La ilusión de un gran número de seguidores es justamente eso, una ilusión, un número que, aunque puede impresionar a unas pocas personas con poco conocimiento del proceso, en realidad no es nada si no hay detrás un trabajo y dedicación constante.

Tras ese arranque es mucho mejor cultivar una marca a través de interacciones y contenido. E interaccionar con tu comunidad para establecer un seguimiento real. Sí, toma más tiempo, pero conseguirás que tus seguidores sean fieles y, sobre todo, que les importe lo que tengas que enseñarles a través de tus redes sociales.

Y esto es esencial, sobre todo si lo que quieres en mostrar el resultado de tu trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *