Gadgets

Revista de gadgets tecnológicos y electrónicos

¿Vale la pena reparar un iPhone?

Es de sobra conocido que Apple ha conseguido el sueño de cualquier marca: que los usuarios sean devotos de sus dispositivos y alcancen unas cotas de fidelidad de casi el cien por cien. Sin embargo, los planes de marketing de Apple mediante los cuales cada año lanzan un modelo nuevo, han terminado llevando a la baja sus expectativas de venta.

No es que los iPhone hayan dejado de venderse, ¡qué va!, se venden muchísimas unidades de cada nuevo modelo. Es sólo que el mercado empieza a estar saturado y es menos permeable que anteriormente. Y de ahí que estén en auge los servicios de reparación de iPhones como reparariphonebarcelona.com

Reparar antes que comprar

Los últimos informes que manejan en la compañía liderada por Tim Cook reportado por iCracked para Business Insider, parecen indicar que por primera vez los usuarios prefieren invertir su dinero en la reparación del iPhone que compraron hace menos de dos años que comprar uno de nueva generación.

Reparar iPhone

La estadística visualiza unas cifras que dicen que antes del lanzamiento del iPhone 7 las solicitudes de reparación de iPhone 6s se dispararon significativamente… pero sin embargo no hubo demandas de reparaciones de los dueños de un iPhone 5, que probablemente tenían la mirada puesta en la adquisición de un nuevo modelo.

De este modo, la suposición de la compañía es que los dueños de un iPhone con antigüedad superior a dos años prefieren adquirir el modelo más reciente en lugar de repararlo. Por el contrario, los dueños de un iPhone más reciente prefieren reparar la pantalla rota antes que gastar más en un nuevo modelo.

La pantalla rota, he ahí la cuestión

Las pantallas rotas de los iPhone son la avería más habitual entre los usuarios de Apple. Debido a su fragilidad, dentro de lo que es el dispositivo exteriormente, el peso de estos smartphones y su intenso uso en las más inesperadas condiciones, es habitual ver que muchos usuarios usan sus iPhones con las pantallas rotas.

Con la rotura de una pantalla se produce un ciclo de sentimientos que casi es idéntico en todos los usuarios. Después de la frustración inicial llega el odio hacia nosotros mismos por haber sido tan torpes o descuidados. Más tarde, llegan las promesas de redención y de usarlo con más cariño o comprar algún tipo de carcasa protectora. Y tras maldecir varias veces en un nuevo ciclo de ira, te sueles calmar y empezar a pensar con sensatez.

El móvil, un dispositivo imprescindible que ya utilizamos en todo momento a lo largo del día, no puede estar eternamente estropeado. Una pantalla rota sin arreglar puede ser algo gracioso los primeros días pero luego conlleva muchos otros riesgos, malos usos y prácticas visuales que conveniente evitar por nuestra salud.

Reparar iPhone
Esto, sin añadir las altas probabilidades de que el cristal se rompa definitivamente y pueda desprenderse algún trozo con el riesgo que conlleva que un cristal pequeño pueda colarse en tu ropa o andar suelto en los lugares donde estás habitualmente. Por no hablar de que el móvil se queda definitivamente inútil o deja expuestos componentes frágiles que no tardaran en estropearse.

Ventajas de reparar un iPhone

Por todos estos motivos, nuestra sugerencia es que repares siempre tu iPhone antes de lanzarte a comprar un modelo nuevo. Sobre todo si lo único que tienes roto es la pantalla. No sólo ahorrarás cientos de euros sino que además puedes conseguir que un servicio de calidad profesional te de unos meses de garantía por la reparación que vengan a suplir a los 2 años que ya se cumplieron del fabricante. Y, sobre todo, que te evite un nuevo gasto si vuelves a tener una nueva rotura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad